Blog

Limpieza de las zonas comunes del edificio


Consejos para una buena limpieza de las zonas comunes del edificio

Las zonas comunes de los bloques de viviendas, utilizadas por todos los vecinos, suelen ser lugares difíciles de mantener con un nivel de limpieza adecuada, ya que no todos los miembros de la comunidad, a quienes hay que sumar las visitas al bloque, se esfuerzan por no ensuciar allí por donde transitan. Además de resultar oportuno contar con una empresa de limpieza externa que lleve a cabo la limpieza periódica de  la finca, es importante difundir una serie de normas que deben ser cumplidas en esos espacios comunes.

consejos de limpieza de edificios

Obras en la comunidad

Una de las principales situaciones durante las cuáles la entrada del edificio, el ascensor y alguno de los pasillos del bloque son más ensuciados, es durante el periodo que duran las obras en las viviendas de los vecinos. El administrador de la finca, puede poner un escrito en el lugar donde se suelan poner las notas y los avisos a los miembros de la comunidad, en el cual recuerde a los vecinos cómo durante el periodo de tiempo durante el cual se  estén llevando a cabo obras en su vivienda,  serán ellos mismos los responsables de mantener limpias esas zonas comunes por donde estén pasando constante los trabajadores de la obra.

Perros y otros animales

Cuando varios de los vecinos que viven en un mismo portal tienen una mascota, suele ser habitual encontrar suciedad de alguno de estos animales. Cada dueño deberá encargarse y cerciorarse que tras el paso de su mascota por las diferentes zonas comunes, estas zonas permanecen perfectamente limpias. En el caso de que su propio animal las haya ensuciado, será su dueño quien, responsablemente y por iniciativa propia, recoja los excrementos de su mascota y limpie lo necesario para dejar la zona exactamente como la encontró, tratando de evitar que vuelva ocurrir.

Las terrazas y los pasillos comunes pueden ser utilizados por todos los vecinos, pero al igual que se benefician de estos espacios, deben dejarlos exactamente como los han encontrado, cuando vayan a abandonarlos.

No se deben realizar comidas, ni almacenar bienes personales en estas zonas comunes, las cuales no pueden nunca ser utilizadas como si fueran propias. En el caso de que así lo permita la comunidad, sí se podrá tender ahí la ropa, pero nunca hacer uso de la zona para actividades particulares que molesten al resto de la comunidad como podría ser escuchar música, hacer fiestas con amigos, o tomar el sol, a no ser algunos de estos usos esté aceptado específicamente y de mutuo acuerdo por la comunidad.

El garaje

Los garajes también son zonas comunes donde una gran cantidad de grasa de los vehículos y suciedades de diversos tipos tienden a acumularse, por lo que la comunidad debe ser consciente de la necesidad de mantener las paredes perfectamente pintadas, de desinfectar y desratizar toda la zona periódicamente, así como informarse sobre qué productos deben ser utilizados para eliminar la suciedad específica que desprenden los vehículos.

Al igual que el portal, suele ser conveniente que el buen mantenimiento de los garajes sea llevando a cabo por una empresa externa, experta en este tipo de servicios y limpiezas. No se recomienda que sean los dueños de los coches ahí aparcados quienes limpien periódicamente el conjunto de su garaje, pero sí en conveniente que mantengan su plaza de aparcamiento barrida y libre de objetos almacenados como si fuera un trastero.

Más información


Comentario