Blog

Limpieza en hospitales


La importancia de la limpieza en hospitales

La limpieza es un tema delicado cuando se trata de centros de atención sanitaria como los hospitales o clínicas. La desinfección y la limpieza exhaustiva son fundamentales para que puedan trabajar de forma correcta.

Pero, ¿sabes cómo se realiza la limpieza de un hospital? Hoy te contaremos cuáles son los principales procesos de higiene que se llevan a cabo en este tipo de centros y cuáles son las áreas más críticas.

La limpieza de un hospital es compleja y su principal misión es la evitar la proliferación de infecciones entre las personas que se encuentran en estas instalaciones. Esto es lo que conocemos como contaminación cruzada ya que es muy fácil que los microorganismos se pasen de una persona a otra a través de un simple contacto de manos.

limpieza hospitales

Para evitarlo, la limpieza y desinfección de todo el mobiliario, puertas, suelos, paredes y ventanas debe ser realizada de forma correcta y frecuente. Por esta razón, en los hospitales cuentan con protocolos de limpieza que son seguidos minuciosamente.

Los procesos de limpieza en hospitales

La presencia de partículas de polvo hace que los procesos de limpieza en los hospitales sean diferentes a la limpieza convencional ya que se debe evitar que estas partículas queden suspendidas en el aire. Para ello se hace uso de aspiradores especiales y del barrido húmedo que evita que el polvo se levante.

Lo mismo ocurre con los procesos de limpieza que requieren el uso de agua ya que esta debe secarse de forma manual para evitar que los restos se conviertan en caldo de cultivo para microorganismos.

Para eliminar los desechos sólidos también se siguen procedimientos estrictos y se hace uso de contenedores especiales para deshacerse de los desechos que puedan representar un riesgo biológico.

Otro punto muy importante es la higiene misma del personal encargado de  la limpieza, ya que estos deben desinfectarse las manos con frecuencia y disponer de una vestimenta y equipamiento educado para realizar las tareas de limpieza.

Limpieza de áreas específicas

En un hospital, las salas son divididas según el riesgo de contagio que representen. Por esta razón cada área cuenta con un protocolo particular y específico de limpieza, comenzando siempre y de forma unidireccional por las zonas de menor riesgo hacia las de mayor riesgo.

Para cada zona se emplea productos y materiales de limpieza específicos para evitar contagios o proliferación de infecciones de una zona a otra. Las áreas de un hospital se clasifican de la siguiente manera:

  • Áreas críticas: Son las zonas con mayor riesgo de propagación de infecciones o de enfermedades. Para acceder a su limpieza, el personal debe contar con el equipamiento adecuado y siguiendo un estricto protocolo de seguridad para el control de enfermedades. Son zonas críticas los quirófanos, enfermerías de alto riesgo, laboratorios y las salas con pacientes  inmunodeprimidos.
  • Áreas semi-críticas: Un ejemplo de esta zona es el área de urgencias, enfermerías, los baños, pasillos y salas de espera.
  • Áreas de bajo riesgo: En estas zonas no hay acceso de pacientes por lo tanto el riesgo de contagio es mínimo. Ejemplo de ellas son las oficinas, secretarías y vestuarios.

Como podemos ver, la limpieza de hospitales es un proceso delicado que requiere de la intervención de un personal cualificado y entrenado para garantizar el correcto tratamiento de las zonas y así evitar la proliferación de infecciones y enfermedades.

Más información


Comentario