Blog

Cuidados para tu sofa de piel


Si tienes un sofá de piel, esto te interesa

Quizás no lo sabías o no eras consciente pero la piel es un material estupendo para la tapicería de sillas o sofás. ¿Por qué? Pues básicamente por que es muy resistente gracias a su peculiar estructura fibrosa a la par que flexible que lo compone.

Seguro que te has percatado de la presencia de cicatrices cerradas, escamas o la diferencia de grano, sus arrugas o las vetas, que les suelen caracterizar además de las diferencias de tonalidad de color y cualquier otra huella que haya dejado en estos cueros, no son más que la prueba de la autenticidad del mismo.

consejos limpieza sofas de piel

Y como un elemento natural que es necesita de un mantenimiento específico por ello desde Portal Limpiezas os ofrecemos unos cuantos consejos para garantizar la máxima duración de tu sofá.

Consejos para cuidar tu sofá

  1. Intenta mantener una separación, como mínimo, de 30 cm entre su sofá y las fuentes de calor más cercanas tales como radiadores.
  2. Cuidado con las exposiciones directas y continuas de tu sofá a la luz solar. Al igual que la tuya, ya sabes q las pieles son sensibles a la luz.
  3. Nos encantan las mascotas, pero es muy recomendable que no les permitas estar en el sofá ya que sus uñas afiladas, o quizás la saliva y otros fluidos acaben corroyendo tu sofá.
  4. Cuidado con la aplicación tanto de sustancias químicas o productos de limpieza fuertes.
  5. Quizás te pueda parecer una tontería pero es saludable para tu sofá que sacudas el polvo. Si sí, como lees, al igual que lo haces con otros muebles es bastante beneficioso pasar un paño por encima, eso sí con un limpiador especifico o jabón neutro diluido en agua para posteriormente secar rápidamente para terminar. Recuerda que la humedad reseca la piel.
  6. Evita las manchas gracias a las cremas para pieles que puedes adquirir en cualquier supermercado. Estas son ideales para conseguir una mayor resistencia y lustrosidad de la piel. Es aconsejable hacerlo 2 o tres veces al año.
  7. Si las manchas de tu sofá son a causa de tinta, bolígrafo o rotulador, estas solo salen de la piel si son muy recientes.  Por ello la rapidez es imprescindible ya que se fijan en segundos y luego son muy difíciles de limpiar.

Falsos mitos

Los profesionales están más que acostumbrados a escuchar ciertos comentarios sobre acciones relacionadas con esta actividad y que solo empeoran o no mantienen adecuadamente tu sofá o sillas. Algunos mitos pueden ir mas o menos encaminados o no perjudicar, como por ejemplo es el caso de utilizar los conocidos borradores mágicos para hacer desaparecer alguna que otra mancha.

Sin embargo, en muchas de estas creencias son nada apropiadas para este tipo de superficies. Como hemos citado anteriormente, es muy importantísimo evitar el uso de productos químicos, por lo que es terminantemente prohibido limpiar los sofás de piel con lejía, aunque esté rebajada en agua.

Tampoco recomendamos la utilización de toallitas desmaquillantes o en su defecto quitaesmaltes. Aunque efectivamente eliminan manchas, también se encargan de eliminar la capa protectora y el brillo de los sofás de piel, la misma reacción que produce el uso de vinagre blanco.

Si seguís nuestros consejos, estamos seguros de que  vuestros sofás de piel de mantendrán su calidad, belleza y confort.

Más información


Comentario