Blog

Consejos para maniáticos de la limpieza


Limpieza para rincones innacesibles

Como profesionales de la limpieza, sabemos que limpiar y ordenar el hogar supone una tarea laboriosa y muy lenta. Es cierto. No obstante, una vez que se termina esta labor, siempre ofrece una gran recompensa, el bienestar general de todas las personas que habitan el espacio que ha sido limpiado. ¿Estás de acuerdo?

Podría decirse que se trata de una de las sensaciones más agradables que uno puede llegar a experimentar dentro de su propia casa. El suelo se presenta sin ninguna mota de polvo, las sábanas huelen a limpio y los elementos del baño lucen de manera reluciente.

consejos maniaticos limpieza

Es posible que además de cumplir a rajatabla las principales acciones de limpieza, quieras dar un paso más allá. ¿Te molesta una sola miga de pan en el suelo o una huella de un zapato? ¿Renuevas cada dos por tres el estropajo con el que lavas tus platos? ¿Tienes cada una de las baldas de tu nevera destinadas de manera inamovible a unos productos determinados?

Si la mayor parte de tus respuestas son afirmativas probablemente te enfurezcas mucho cuando alguien está en tu terreno y no sigue las normas tal y como tú las has planteado. Bienvenido a este espacio, hoy dedicamos este post a los fuera de serie en el mundo de la limpieza, a los maniáticos.

Consejos de limpieza para zonas difíciles

Si admites firmemente que formas parte de este clan entonces es mejor que sigas algunos consejos útiles para que tu casa luzca como si se un museo se tratase.

  • Pelusas imposibles: Cuando se apoderan de las coberturas de tus lámparas o de algunos de los objetos de decoración que tienes en tu casa, usa el rodillo especial para quitar las pelusas. Podrás deshacerte de ellas con tan solo una pasada.
  • Grasa acumulada en las sartenes: Si no consigues quitarla con el clásico lavaplatos te recomendamos que esparzas un poco de sal sobre ellas y frotes con una esponja suave. Después enjuágalas con abundante agua y habrán quedado como nuevas.
  • Elimina seres indeseados de tus esponjas y estropajos: Tan solo tienes que meterlo en el microondas durante dos minutos usando la máxima potencia y después dejarlo enfriar.
  • Accede a los espacios más recónditos: No hay nada como emplear un cepillo de dientes para limpiar correctamente esos espacios a los que difícilmente tenemos acceso de otra manera. Es el caso de las tostadoras, el desagüe de tu lavaplatos, las rejillas del aire o los teclados de los ordenadores.
  • Los rieles de las ventanas: Para eliminar toda la suciedad que se va acumulando ahí a lo largo del tiempo, la mejor solución es usar un bastoncillo de algodón untado en vinagre blanco. Deslízalos una y otra vez por las zonas más afectadas hasta que queden en perfecto estado.
  • Inodoro impecable: Para limpiarlo y desinfectarlo al 100% desmonta y monta periódicamente la tapa para que todos los recovecos estén liberados de suciedad.
  • Microondas sin restos de grasa: Tienes que poner un recipiente con agua mezclado con vinagre, después encender el microondas durante un par de minutos y, finalmente, pasar un paño para arrasar con la grasa que acaba de desprenderse.

Si a pesar de hacer estos pequeños cuidados en tu hogar, sientes una enorme necesidad de querer limpiar, ordenar y perfeccionar todos aquellos elementos que atraviesas a cada paso… probablemente tengas que consultar con un especialista.

Más información

 


Comentario